¡Cuidado ! No mezcles estos productos del hogar, te pueden matar.

SALUD 1323 Visitas

Muchas personas no están conscientes del peligro de combinar diferentes productos de limpieza del hogar. La realidad es al hacerlo, creas gases dañinos que pueden tener efectos muy negativos sobre tu salud.

Aquí te indicamos los productos de limpieza que no se deben mezclar, para no poner en riesgo tu salud y la de tu familia.

Dos productos de limpieza diferentes
Si eres de personas que piensan que al mezclar un limpiador de ventanas con un poco de limpiador universal, van a obtener mejores resultados, entonces no podrías estar más equivocado. Debes evitar hacer esto, ya que cada limpiador se hace con un propósito específico.

Lejía y alcohol
Esta mezcla debe evitarse en absoluto. Estarías combinando cloroformo y ácido clorhídrico, que es extremadamente peligroso. Lo mejor es simplemente usar lejía por sí solo.

Lejía y amoniaco
La mezcla de estos dos ingredientes crea humos tóxicos, principalmente cloraminas, que son no solo peligrosos para los ojos, sino también son muy inseguros para respirar.

Cloro y vinagre
Cuando se mezcla con cloro cualquier tipo de ácido, incluyendo el vinagre, es una fórmula peligroso porque esta combinación produce un gas cloro tóxico.

Vinagre y bicarbonato de sodio
Aunque parecía perfectamente natural, y bastante eficiente como un dispositivo de limpieza de la casa, siempre debes mantenerte lejos de esta fórmula de limpieza. El bicarbonato de sodio reacciona con el ácido acético que se encuentra en el vinagre y producen acetato de sodio, agua y dióxido de carbono. El vinagre también hace que el bicarbonato de sodio produzca burbujas, así que si los colocas en un recipiente cerrado, ¡se puede explotar!

Agua oxigenada y vinagre
A pesar de que algunas personas dicen que es una combinación perfectamente seguro y lo utilizarían como producto de limpieza, nunca se deben mezclar estos dos productos, sobretodo, no en el mismo contenedor ya que dará lugar a la creación de ácido peracético, que es altamente tóxico y puede dañar la piel, los ojos y las vías respiratorias.

Compartir

Comentarios