La Hoja de Guanábana reemplaza la Quimioterapia

SALUD 5566 Visitas

Screenshot_4

Los  estudios científicos en laboratorio afirman que el árbol con maravillosas propiedades curativas y que promete milagrosos resultados para combatir diferentes tipos de cáncer y otras enfermedades como son:

  •  Cáncer de colón.
  •  Cáncer de próstata.
  •  Cáncer mamario.
  •  Cáncer de riñón.
  •  Cáncer gástrico.
  •  Cáncer de páncreas.
  •  Cicatriza y cura ulceras de colón.
  •  Cura la diverticulosis (zonas débiles o bultillos en la pared del intestino).
  •  Cura el estreñimiento crónico.
  •  Fortalece la flora intestinal.
  •  Regula la temperatura del estómago.
  •  Cura la gripe.
  •  Cura el catarro.
  •  Cura la sinusitis.
  •  Acaba con los piojos y las liendres.
  •  Cura las reumas las mejora muchísimo.
  •  Cura el cáncer linfático.
  •  Cura el cáncer tiroideo.

Entre otros muchos canceres el consumir tanto las hojas como el tallo y el fruto de la guanábana es una muy buena alternativa para las personas que padecen esta enfermedad, cuando no pueden recurrir a la cirugía de cobalto o terapia dadium, o cuando por algún motivo se tiene que suspender la quimioterapia ya sea porque este causando daño al hígado o a los riñones.

Con la guanábana es al contrario ya que no hay ninguna reacción de intolerancia ni alergia y se complementa muy bien con cualquier tratamiento médico al que esté sometido la persona que tiene cáncer.

maxresdefault

La guanábana es uno de los árboles frutales más potente para curar el cáncer se ha utilizado para combatir este mal desde hace más de 40 años en Estados Unidos , Europa y Asia, con grandes resultados para los pacientes que han sido tratados con este medicamento alternativo,

Contiene poderoso agentes anticancerígenos los cuales son las acetogeninas que están contenidas en la hoja de la guanábana se ha comprobado que las acetogeninas son 10,000 veces más potentes que la adriamicina y que matan las células causantes del cáncer sin dañar las células y tejidos que se encuentran sanos tal como ocurre con la adriamicina ya que este es un antibiótico muy potente que destruye las células cancerosas.

Compartir

Comentarios