Un rico desayuno para un buen rendimiento escolar

SALUD 3489 Visitas

Sabemos que no debemos omitir ninguna comida durante el día si queremos contribuir en nuestra buena salud.

La importancia del desayuno radica en que es una comida que puede condicionar el estado físico, nutricional y psíquico en personas de cualquier edad.

La vida acelerada, la falta de tiempo por las mañanas, y la falta de apetito, suele provocar el olvido de este hábito alimentario. Si para los adultos es importante, más aún para el niño, ya que representa la clave de su rendimiento escolar.

Sobre este tema se han realizado diversos estudios, estos confirman que tanto niños como adolescentes obtienen grandes beneficios de un desayuno nutritivo. Entre los que podemos mencionarse encuentran:

  • Calificaciones más altas. El buen desayuno les permite estar más alertas y listos para el proceso de aprendizaje; por lo que tienden a ser mejores estudiantes y por consecuencia obtener calificaciones favorables en los exámenes.
  • Actitudes más positivas. Dice el dicho “barriga llena corazón contento”, y los niños que desayunan tienen actitudes más positivas y tienden a causar menos problemas en el aula.
  • Más energía. Con el desayuno, el niño recibe calorías necesarias para mantenerse activo, jugar, y además guardar un poco como reserva.
  • Dieta saludable para una mejor calidad de vida. Un niño que desayuna con alimentos saludables, tiene la oportunidad de recuperar los nutrientes, vitaminas y minerales que le son necesarios durante el día; al no desayunar se le niega esa oportunidad.
  • Peso más sano. Los niños y adolescentes que desayunan tienen más tendencia a tener y mantener su peso ideal, es decir un peso saludable. Caso contrario a los que no desayunan, quienes tienden a padecer de un sobrepeso.

Dibujo

Recomendaciones

  • Expertos en nutrición recomiendan incluir en el desayuno alimentos como granos enteros, leche y algo de fruta para que este balanceado.
  • Si tu hijo no desayuna lo suficiente por las mañanas o no tiene tiempo para hacerlo, incluye en su refrigerio o lunch diario por lo menos 3 de los grupos de alimentos principales (fruta,vegetales, leche, cereal,etc.)
  • Procura siempre tener desayunos rápidos como: jugos de fruta natural, cereales con leche, pan integral tostado con queso crema o mermelada, yogurt y fruta picada.
  • Mantén la comida siempre fresca para que a tu hijo se le antoje comerlas.
Compartir

Comentarios